Tregua con luz

Días de luz. Cuando relucen, dan igual la lluvia, el viento o el frío; como tampoco importan las tormentas pasadas o por venir. Simplemente suceden cosas de película, de novela en mi caso escribidor, y solo queda aplaudir. Y disfrutar del momento.

En estos contextos sublimados también importan poco la quema de calendarios y las cadenas del tiempo. Los días como hoy no pasan, se quedan siempre contigo.
Y sí, el calendario de 1959 (el fechado en el libro de Benedetti La tregua) es coincidente con el del presente 2019.
Y también describe una tregua, entre muchas otras coincidencias y guiños del destino para leer entre líneas cruzadas y afortunadas. Felices encuentros entre ficción y realidad. Felices relecturas y reconocibles buenas nuevas presentes y por escribir.

DEJA UN COMENTARIO

Comentario

Nombre (obligatorio)

Email (no será publicado) (obligatorio)